Chile es un país cuya longitud y geografía, le entregan una diversidad natural única en el mundo. El clima, el paisaje y los suelos, entre otros, hacen posible la existencia de una gran variedad de aves que sobrevuelan el territorio del norte a sur. Algunas de ellas son endémicas; solo se encuentra en chile, y otras viajan estacionalmente por el resto de Sudamérica. Hemos querido poner en valor las cualidades de nuestras aves asignándoles una variedad de vino a cada una, y relacionándolas con diferentes elementos de ellos.

Reserva

Syrah

Vinos únicos y diferentes en cada botella. Narran a través de la representación pictórica de las aves, sus propias características.

NOTAS DE CATA

Profundo color rojo rubí. Gran intensidad aromática en que se revelan aromas a cereza, arándano, chocolate, grano de café y tabaco. En boca se muestra de gran cuerpo, concentrado, con taninos maduros y redondeados. Con una entrada en boca dulce, se desarrollan sabores a cereza negra, nuez moscada, vainilla, clavo de olor y una suave nota a carne ahumada. Elegante y agradable persistencia final.

ATRIBUTOS DEL VINO

 

ORIGEN

Valle del Loncomilla

COSECHA

2018

COMPOSICIÓN

Syrah 100%

TIEMPO EN BARRICA

8 meses en barricas de roble francés, 20% primer uso, 50% segundo uso y 30% e tercer uso.

TEMPERATURA RECOMENDADA

18ºC /  64ºF

DECANTAR

Se recomienda al menos 1/2 hora antes del consumo.

MARIDAJE

Ideal para combinar con asados de carne y cordero. Vino muy versátil, ideal para acompañar platos que combinen variadas sensaciones y múltiples sabores, desde salsas especiadas a dulces.

Nuestras aves son diversas, coloridas, auténticas, libres y singulares; características que representan también a los vinos que toman el nombre de veinticuatro aves chilenas; entre ellas el Carpintero Magallánico, el Picaflor de Juan Fernández, la Rara, el Siete Colores y el Pato Real. Hemos diseñado esta gama de vinos para satisfacer diferentes gustos y ocasiones.